El síndrome de las piernas…. ¿Qué? Deme algo para dormir


Hace unas semanas que estoy visitando a Manuel por un cuadro ansioso depresivo que no termina de mejorar con psicoterapia y tratamiento farmacológico con Sertralina y ansiolíticos.

Revisando de nuevo su historia, me llama la atención que ya hace unos meses  que presenta una alteración del ritmo de sueño. Duerme apenas unas tres horas y no suelen ser continuadas sino que suele despertarse cada dos o tres horas. Me dice que por la noche  tiene  sensación desagradable en las dos piernas  y que le obliga a  levantarse. Cuando apenas lleva unos pocos minutos dando vueltas por la habitación, la sensación desaparece. Hablando con él sobre  su familia me comenta que un tío suyo apenas dormía por la noche y  que se mantenía en vela hasta el amanecer.

Manuel es un varón de mediana edad con una hepatitis C crónica controlada por el digestólogo .Ahora no toma ninguna otra medicación. Me pide que le retire la Sertralina  porque apenas  puede mantener relaciones sexuales con normalidad.

¿Cómo pudo pasarme por alto estos síntomas que tiene por la noche? Seguramente Manuel no le dio importancia o no fui capaz de preguntar con más detalle  por su patrón de sueño. Lo cierto es  que, de repente, me vino a la cabeza esa sesión que nos impartió hace unos meses  la neuróloga de mi hospital de referencia sobre un síndrome llamado “piernas inquietas” (Restless legs syndrom( RLS)). Sin duda se agradece que no le pusieran un nombre artístico.

En la misma consulta y con Manuel delante, accedí al Uptodate para consultar de manera rápida los criterios diagnósticos y  encontrar un tratamiento que demostrara su eficacia. No me puso cara rara ya que los pacientes (no son míos ni de nadie) están acostumbrados   a verme delante del ordenador para saciar mi curiosidad. Encuentro estos criterios (http://www.sleep-journal.com/article/S1389-9457%2803%2900010-8/abstract )  y al menos  han de cumplirse estos cuatro para llegar al diagnóstico:

  1. Aparición de una necesidad de mover  las piernas, normalmente acompañado o causado por una sensación desagradable en las piernas. Algunas veces esta necesidad está presente sin las molestias en las piernas y también pueden afectarse los brazos y el resto del cuerpo.
  2. La necesidad de moverse o las sensaciones desagradables empiezan o empeoran durante periodos de inactividad como el estar estirado o sentado.
  3. La necesidad de moverse o las sensaciones desagradables son parcialmente o totalmente aliviadas con el movimiento, como caminar o mediante sacudidas.
  4. La necesidad de moverse o las sensaciones desagradables empeoran por la tarde o la noche excepto cuando los síntomas son severos que pueden aparecer todo el día.

Una historia familiar de  RLS, una respuesta positiva a fármacos dopaminérgicos o  la presencia de movimientos involuntarios de las piernas mediante polisomnografia pueden ser de ayuda para confirmar el diagnóstico.

Del tratamiento hablan que los agonistas dopaminergicos obtienen una buena respuesta., pero existen otros (http://www.movementdisorders.org/publications/ebm_reviews/treatmentofrls.pdf ).

Hago un diagnóstico diferencial y parece que Manuel puede presentar este síndrome.Decido retirar la Sertralina e iniciar pramipexole 0,18 mgr cada 8 horas.

Hace tres días Manuel vino a verme para una visita de control .Me dice que duerme seis horas seguidas, se encuentra mucho más animado y menos ansioso y me pregunta por este raro síndrome.

…….to be continued

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s