Mi médico y mi amigo


Hay ocasiones en que nuestros pacientes nos sorprenden y nos regalan  gestos tan generosos como el del Sr. Paco.

Hace pocos días, me lo encontré por la calle y me paró.

– Tengo algo para usted. He acabado mi cuarto libro de poesías y una de ellas se la he dedicado a usted.

– Ostras Paco, muchas gracias.

Cogí el libro y al llegar a casa , busqué emocionado el punto donde me esperaba tal ilustre poema. Su lectura , sin duda, me llegó al corazón,

Los pacientes siempre buscan establecer una buena relación con su médico. A lo largo de los diversos contactos que se estableceran entre ellos, será necesaria  una alta dosis de confianza para que el paciente permita que su médico le explore y encuentre los remedios a sus males. Ese contacto mantenido a lo largo del tiempo es lo que  se denomina longitudinalidad y es una de las principales dimensiones de la Atención Primària. Hace ya años que se ha demostrado los beneficios de la longitudinalidad: produce mayor satisfacción,reduce las tasas de hospitalización  y los costes globales( siempre con una duración mínima de 5 años),  facilita el cumplimento terapéutico, permite detectar mejor problemas psicosociales (posiblemente debido a una mayor confianza) y mejora el cumplimiento de las actividades preventivas especialmente en niños. Curiosamente los efectos de la longitudinalidad en el retraso de ciertos problemas de gravedad aún no han sido demostrados.

Es evidente que una relación mantenida en el tiempo tiene que trascurrir en un clima de confianza mútua. Ante cualquier atisbo de dudas o desconfianza en dicha relación,es necesario evaluar la relación .Cualquier grieta que no pueda resolverse es una invitación a no continuar con ese vinculo acordado. Eso mismo ocurrió hace unos días en mi consulta con una paciente que no compartia mi criterio diagnóstico ante un problema de salud.Las muestras de desconfianza hacia mi forma de actuar desencadenó  que le invitara  a reconsiderar nuestra relación médico-paciente con el objetivo que ninguna de las partes salieran perjudicadas. Al final tomó la decisió de cambiar de médico.

Mientras tanto, el Sr. Paco sigue viniendo a mi consulta y me cuenta , además de sus males,  que mientras el tiempo pasa , sus poesías siguen.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s