Practicando la prevención cuaternaria en la peluqueria….gratis


El próximo sábado dia 1 de octubre voy a asistir al seminario de Innovació de Atención Primaria que se celebrará en Barcelona. Este año se va  hablar y debatir sobre un tema tan interesante como es la Prevención Cuaternaria. Por eso , como este evento merece que vaya mínimamente presentable , he decidido visitar a mi peluquero de cabecera. Al entrar en el local me atiende una compañera suya  me dice si no me importa que sea ella la que me corte el pelo. Miguel, como se llama mi peluquero, se encuentra fuera haciendo un curso. Obviamente no pongo ninguna objección, me atiende enseguida  y al cabo de un rato empezamos una interesante conversación.

Hace unos días  que está  resfriada y ha probado todo tipo de jarabes y pocimas caseras. Su principal queja es que no puede dormir por la noche debido a una molesta tos. Después de darle alguno consejo más( creo que ya los había probado casi todos) me explica que su familia le ha insistido para ser visitada por su médico de família. Ella no entiende que puede hacer más un médico ante un simple catarro y tampoco como hay gente que ante la mínima moléstia pida cita para ser visitado. Le respondo que atendemos todo tipo de personas  con pensamientos, creencias y culturas muy diferentes pero que esa variabilidad es lo que  hace  más divertida nuestra profesión.

En el momento estelar del lavado-masaje del pelo, le explico que ir al médico también supone, además de esperar que resuelva su problema,  exponerse a un error , a un sobrediagnostico o bien  un sobretratamiento. En ese momento , deja de cortarme el pelo y  observo su cara  perpleja por el espejo. ¿Estas seguro?  me responde. Le  pongo un  ejemplo típico  relacionado con su proceso.  Si el médico que te atiende  decide indicarte  un antibiótico por un cuadro viral cabe la posibilidad de generar una diarrea o bien una vaginitis candidiásica. En este caso, no  resuelve el problema peró además generado otro. El no dar un antibiótico en una infección viral  sería un ejemplo de practicar  la prevención cuaternaria , es decir, evitar toda aquella actividad preventiva o no  innecesaria  y que no genera ningun beneficio al paciente.

Desgraciadamente no siempre las situaciones se presentan de una manera tan clara  como este ejemplo si no que existen actividades , especialmente preventivas, cuyo balance entre los beneficios y los riesgos no son tan claros.

Bueno, pues ya está .el próximo día me cuentas esto último ya que me has dejado muy intrigada.

¿Cuanto es ?

 12 euros

Buenas tardes y que te mejores.

Gracias por tus consejos

Cuando vengan más clientes les comentas lo que hemos hablado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s