Primum non nocere 2016

Mensaje recibido de Spandoc
Estimados amigos:

spandocAnte el debate surgido en España (y especialmente en Madrid) en torno a Gestión Pública vs Gestión Privada de la sanidad en un contexto de crisis económica, quisiéramos declararnos defensores de una “tercera vía” que podría definirse como “sistema público con criterios de gestión privada aplicados de forma autónoma por los propios profesionales sanitarios”.

Esto por supuesto sin destruir el actual tejido profesional que sostiene al SNS. Creemos que cambios tan importantes se deben realizar de forma gradual y voluntaria, por atracción y no por fuerza, en que los médicos sean tratados como expertos que son y no peones.

Nos gustaría que en estos aspectos el SNS se siguiera inspirando en el NHS británico como hizo en sus comienzos para sus principios básicos.

El NHS británico es un sistema sanitario público muy similar al español en cuanto a la experiencia del paciente (sanidad universal…

Ver la entrada original 170 palabras más

3 Comments

  1. Hola Txema, yo creo que no es cuestión de gestión publica, privada o autonómica …sino de GESTIÓN.
    No es de recibo que un Gerente tenga conocimiento de que un profesional no cumple con su obligaciones o éstas sean pobres para lo que un profesional pueda hacer y que ese Gerente lo consienta. En la sanidad pública hay modos de penalizar a los que no cumplen o no quieren producir lo que deben… pero tú y yo sabemos que no se usan! Es mejor hacerse el ciego que enfrentarse y sancionar a alguién. Ese problema no pasa, o pasa menos, en la empresa privada: si haces y produces, ok! Y si no…a la calle! Si yo contrato a un profesional que me arregle la caldera y me hace una chapuza lo quito de en medio, lógicamente!
    Pues bien, que los gerentes de la SS y su politicos responsables tengan la valentía de GESTIONAR como debe ser: lograr que la empresa encomenda sea productiva y obtenga beneficios, y si no es capaz dejar a quien sí sepa y pueda.
    Tú sabes que yo he trabajado en sector público 5 años y ahora llevo trabajando 4 años en gestión privada, y no quiero entrar en quién es mejor o peor, pero te aseguro que en estos 4 años he visto y doy fé que es posible que la sanidad dé beneficios, y sin detrimento de la atención de nuestro objetivo que es la salud del paciente. Al contrario: si cada uno actua con la profesionalidad máxima y resposabilidad como gestor de nuestra pequeña parcela con unos mecanismos de control que penalicen a los haraganes y premien a los más entregados a su labor… Entonces otro gallo nos cantaría!! (sea gallo público, privado o autonómico).

    Un abrazo enorme y sigue siendo tan buen profesional como siempre!! Un abrazo

    Responder

    1. Julio,
      Es evidente que el tema se ha polarizado demasiado. Creo que hay una excesiva crispación como para debatir en serio y en profundidad el tema y eso ha sido provocado fundamentalmente por las malas formas que tienen los políticas de gestionar la sanidad. Una reforma de ese calado requiere tiempo y colaboración de los profesionales. Ninguna de las dos condiciones se cumple actualmente.
      No cabe duda que nuestro sistema sanitario es, en general, aceptablemente bueno, eso no quiere decir que existan bolsas de ineficiencia que se deben resolver.
      Tanto la gestión publica como la privada tienen sus bondades y defectos. Eso que me comentas es uno de los puntos fuertes de la gestión privada pero no exclusivo. Puedes encontrar centros hospitalarios públicos con una buena gestión. Creo que tendemos a simplificar el problema. Las organizaciones sanitarias son gestionadas por personas y pueden existir muchos factores que influyan en una buena o mala gestión de un centro sanitario.Lo básico es disponer de herramientas que permitan gestionar a las organizaciones de una manera eficiente y uno de los puntos clave que permitiría conseguirlo sería darle autonomía de gestión a los profesionales sanitarios para llevarla a cabo. El problema es que muchos compañeros no quieren implicarse.
      Lo que se debate actualmente es si la concesión a empresas privadas aporta valor al sistema. Las evaluaciones que existen actualmente son poco transparentes, con importantes defectos metodológicos y con importantes conflictos de interés. Somos un país poco transparente. Todo esto se acabaría si existiera una agenda de calidad ( como los ingleses) que realizara evaluaciones con datos fiables e independientes y que se tuvieran en cuenta a la hora de tomar decisiones.Creo que no es un tema político, como algunos quieren hacer creer, es simplemente confirmar que es lo mejor para nuestro sistema sanitario.
      En fin, solo deseo que todo este debate nos lleve a algún sitio.
      Otro abrazo enorme. Intento, como tú, hacer lo mejor que se mi trabajo. No siempre lo consigo pero procuro buscar las respuesta para hacerlo mejor cada día.
      No creo que en eso seamos diferentes.

      Responder

      1. Totalmente de acuerdo, un organo externo e independiente de auditoría serio y fuerte es muy buena parte de la solución. Y es muy cierto que justamente en Madrid los hospitales que se pretenden pasar a gestion privada son precisamente los que están llenos de profesionales jovenes, implicados y con ganas e ilusión x su trabajo y x lo tanto los que mejor “gestión autónoma” estan haciendo.
        Desde luego que lo que pierde a este pais son las formas de sus gobernantes.

        Un abrazo Txema!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s